Natillas de calabaza

Natillas de calabaza

psx_20181116_1712561754902494.jpg

Si os gustan las natillas tenéis que probar estas!

Las natillas para mi son un recuerdo de infancia. Toda la vida viendo a mi padre comiendo y mi madre haciendo. Son tan típicas… A quien no Le gusta unas buenas natillas…

Yo soy más de chocolate, así que, aunque mi madre hacía y yo comía con un gusto especial, cuando en los supermercados empezaron a vender las de chocolate… Pues que queréis que os diga, mi perdición!

Lo que yo no sabía es que se pueden hacer de muchos sabores.

A cuál más bueno, creo yo.

Y está receta no se queda atrás.

Creo que la combinación de calabaza, canela y jengibre le da un toque especial a invierno y a mi me gusta tanto….

Es una receta muy fácil de hacer y que, como casi siempre, se puede adaptar con nuevos ingredientes y obteniendo nuevos sabores. Por qué no añadir, por ejemplo, unas avellanas picadas o unos arándanos para aportar un poco de acidez.

Avisaros que está receta esta especialmente hecha para entrar en el reto del blog Dis-fruta

NUEVO-LOGO-RETObanner

Vamos con los ingredientes y la confección de la misma

Natillas de calabaza

psx_20181116_165809131506856.jpg

115 gr pure de calabaza*

115 azucar

5 yemas huevos L

1 cucharada canela en polvo

1 cucharadita de jengibre en polvo

200 ml de nata

400 ml de leche (vaca, soja, almendra…)

*para hacer el pué de calabaza, poner en el horno una calabaza “cacahuete o butternut” entera a 180 grados y dejarla que se ase durante aprox. 1 hora. Después partirla por la mitad, quitarle la pulpa y esmagarla con un tenedor.

Encendemos el horno a 180 grados.

Mezclar el pure de calabaza y el azúcar en un recipiente.

Ir echando, una a una, las yemas e ir batiendo hasta que esté todo mezclado.

Añadir la canela y el jengibre, volver a batir.

Reservamos.

En un cazo, ponemos la nata y la leche y dejamos que hierva.

Retiramos del fuego después de que empiece a hervir.

Poco a poco, vamos vertiendo la nata y la leche caliente sobre la crema que teníamos reservado batiendo sin parar para que no queden grumos.

Podemos batir un poco con las varillas eléctricas o con la batidora para tirar cualquier gruno que no hayamos podido quitar a mano.

Dividimos la crema por las formas que pueden ir al horno y las ponemos encima de una bandeja con 1 centímetro de agua.

Horneamos unos 30 minutos.

Apagar el horno y dejar reposar las natillas dentro unos 15 minutos

Poner las natillas en el frigorífico.

Y después… A disfrutar!

psx_20181116_1721271269340640.jpg

Ya sabéis…

Me lo podéis contar todo a través de #azucaritodeana.

Si os ha gustado, darle a “like” y suscribiros. Gracias y

A COMEEER!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s