Natillas de calabaza

Natillas de calabaza

psx_20181116_1712561754902494.jpg

Si os gustan las natillas tenéis que probar estas!

Las natillas para mi son un recuerdo de infancia. Toda la vida viendo a mi padre comiendo y mi madre haciendo. Son tan típicas… A quien no Le gusta unas buenas natillas…

Yo soy más de chocolate, así que, aunque mi madre hacía y yo comía con un gusto especial, cuando en los supermercados empezaron a vender las de chocolate… Pues que queréis que os diga, mi perdición!

Lo que yo no sabía es que se pueden hacer de muchos sabores.

A cuál más bueno, creo yo.

Y está receta no se queda atrás.

Creo que la combinación de calabaza, canela y jengibre le da un toque especial a invierno y a mi me gusta tanto….

Es una receta muy fácil de hacer y que, como casi siempre, se puede adaptar con nuevos ingredientes y obteniendo nuevos sabores. Por qué no añadir, por ejemplo, unas avellanas picadas o unos arándanos para aportar un poco de acidez.

Avisaros que está receta esta especialmente hecha para entrar en el reto del blog Dis-fruta

NUEVO-LOGO-RETObanner

Vamos con los ingredientes y la confección de la misma

Natillas de calabaza

psx_20181116_165809131506856.jpg

115 gr pure de calabaza*

115 azucar

5 yemas huevos L

1 cucharada canela en polvo

1 cucharadita de jengibre en polvo

200 ml de nata

400 ml de leche (vaca, soja, almendra…)

*para hacer el pué de calabaza, poner en el horno una calabaza “cacahuete o butternut” entera a 180 grados y dejarla que se ase durante aprox. 1 hora. Después partirla por la mitad, quitarle la pulpa y esmagarla con un tenedor.

Encendemos el horno a 180 grados.

Mezclar el pure de calabaza y el azúcar en un recipiente.

Ir echando, una a una, las yemas e ir batiendo hasta que esté todo mezclado.

Añadir la canela y el jengibre, volver a batir.

Reservamos.

En un cazo, ponemos la nata y la leche y dejamos que hierva.

Retiramos del fuego después de que empiece a hervir.

Poco a poco, vamos vertiendo la nata y la leche caliente sobre la crema que teníamos reservado batiendo sin parar para que no queden grumos.

Podemos batir un poco con las varillas eléctricas o con la batidora para tirar cualquier gruno que no hayamos podido quitar a mano.

Dividimos la crema por las formas que pueden ir al horno y las ponemos encima de una bandeja con 1 centímetro de agua.

Horneamos unos 30 minutos.

Apagar el horno y dejar reposar las natillas dentro unos 15 minutos

Poner las natillas en el frigorífico.

Y después… A disfrutar!

psx_20181116_1721271269340640.jpg

Ya sabéis…

Me lo podéis contar todo a través de #azucaritodeana.

Si os ha gustado, darle a “like” y suscribiros. Gracias y

A COMEEER!

Minientrada

New York Maple cheescake (Tarta de queso con jarabe de arce al estilo de NY)

new york cheescake

De vez en cuando o muy a menudo, depende del estado de animo de cada uno, necesitamos disfrutar de nuestros pequeños “pecados”.

Los míos, los dulces y especialmente este…Tarta de queso.

Quien me iba a decir algunos años atrás, por no decir muchos, que adoraría este tipo de dulces.

Yo y el queso no somos muy buenos amigos. Aunque con el paso del tiempo y la madurez (que no mucha) el abanico de sabores ha ido aumentando y no soy tan especial a la hora de elegir lo que llevarme a la boca.

Desde que la he probado, la tarta de queso o cheescake sigue siendo uno de mis dulces favoritos. Sobre todo este, New York cheescake.

Al ser un dulce que va al horno, el sabor es mucho mas delicado.

Sin duda alguna, vale la pena probarla.

Este cheescake (me gusta mas la palabra en ingles porque queda mas internacional 😉) tiene algo en especial que le hace diferente. El jarabe de arce o Maple Syrup.

Solo os puedo decir que este en concreto estaba delicioso. El jarabe me lo trajeron de Canadá de donde es originario y parece que hasta sabia mejor.

Si no teneis Maple syrup, que tal utilizar esencia de vainilla, por ejemplo?…todo es jugar con los sabores.

La receta original es de un site ingles y yo he hecho algunas pequeñas alteraciones.

Espero que os guste.

Vamos a la receta

Read more